Skip to content

La historia detrás de las tragaperras

julio 20, 2011

Muchos piensan que esto de las máquinas tragamonedas, los casinos y los juegos de azar en general son un fenómeno moderno, una especie de válvula de escape a las presiones de una vida agitada o, algunos radicales dicen que es un síntoma de la decadencia de la sociedad occidental. Ambos están equivocados de cabo a rabo. Tragaperras Gratis

Lo cierto es que los juegos de azar y las apuestas son parte integral del esparcimiento de todas las culturas que han habitado la tierra y de todos los tiempos. Se trata de una forma de entretenimiento tan antigua como el hombre mismo. Por supuesto, que la modernidad y la tecnología han jugado su parte, también. Recién a mediados del siglo XIX se crearon las primeras máquinas tragamonedas en San Francisco, Estados Unidos, utilizando principios automáticos muy simples y la hermosa ciencia de la estadística, es decir, que cada cierto número de jugadas, la máquina devuelve un porcentaje mayoritario  de las monedas ingresadas. La emoción justamente está en la persistencia del que juega y en ser justamente él quien se gane el premio.

El término tragaperras se refiere a unas antiguas monedas monedas españolas de baja denominación y que eran conocidas como “perras”. Allí se origina el nombre que, en nuestro idioma le da nombre a estas máquinas de azar. Decíamos más arriba que la tecnología había hecho su parte en el desarrollo y la evolución de estas máquinas. Hasta no hace mucho tiempo, si uno quería jugar en una máquina tragamonedas había obligadamente que acudir a un casino y si se quería ganar había que pasar una buena cantidad de horas buscando alguna máquina que ya esté “llena” en buena medida y luego jugarla hasta tener la opción de ganar. Desde que llegó el Internet, esto ya no tiene por qué ser necesariamente así. Ahora existen páginas dedicadas a ofrecen una gran variedad de máquinas tragaperras online.

Hoy nos ofrecen la posibilidad de jugar sin siquiera tener que salir de casa. Era sólo cuestión de tiempo hasta que las inmensas herramientas, posibilidades y facilidades que ha traído el Internet alcancen al entretenimiento de los juegos de azar.

La mecánica es básicamente la misma y, como ya hemos mencionado en un artículo anterior, las ventajas son muchas más que las que ofrece un casino tradicional. Por ejemplo, la privacía y la discreción, y la posibilidad de jugar sin necesidad de apostar nada, ya que existen páginas de tragaperras online que nos ofrecen la chance de jugar completamente gratis y que, a quienes se atrvan a hacerlo por dinero, ofrecen bonos que no da ningún casino. Bonos Casino

Hoy en día, la velocidad de la información y las comunicaciones ya no es un problema. Cada vez tenemos todo más cerca, al alcance de la mano. Nosotros no tenemos más que estirarla y tomar lo que necesitemos. ¿Por qué no usar también la ventaja de tener a tu disposición la emoción y el entretenimiento de las tragaperras?

Anuncios
Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: